martes, junio 30

Promo del Xe que bo!!

Lamento haber estado un poco lento de reflejos, pero hoy ha sido el día de promoción del ‘Xe que bo’ por los medios de comunicación. Esta mañana hemos estado en Radio Nacional, COPE Valencia y Ser Valencia. Esta tarde, a las 17 horas estaremos en Radio Nou. Y mañana, a partir de las 10 de la mañana en Queen Valencia en el dial 101.9
Por cierto, otra entrevista que he hecho esta mañana ha sido con el grandísimo Ramón Palomar, en Punto Radio. Espero conseguir copias de algunas de ellas y colgarlas en el blog.

By David Mateo with 5 comments

Crítica de ‘Nocturna’ de Guillermo del Toro y Chuck Hogan

Parece que todavía quedan viejos rockeros que se resisten a dejarse arrastrar por esa nueva ola de vampiros new age, que se limitan a hacer gala de su adolescencia y se presentan ante el género femenino como máximo paradigma de galantería y del goticismo más mojigato. Claro, cuando tu nombre es Guillermo del Toro, lo mismo da que escribas sobre chupasangres zombificados que sobre vampiros romanticones, el éxito está asegurado.
Antes de comenzar a desgranar el libro, hay que recordar que esta novela se situó en el top ten de Frankfurt el año pasado. Es decir, que las editoriales tuvieron que pagar lo que no está escrito para comprar los derechos. Consecuencia: a los lectores nos toca desembuchar veintipico euracos del ala para encontrarnos con un volumen que ni siquiera tiene tapa dura, que el gramaje de las hojas traspasa más que el papel adhesivo, que si lo abres más de la cuenta se ve las puntadas de los cuadernillos y con una traducción que ni siquiera se esfuerza en normalizar el castellano y cada dos por tres acabas encontrando términos iberoamericanos que nos despegan un poco de la lectura. Bueno, no pasa nada, se lo perdonamos a Grupo Prisa, que sabemos que andan un poquito con la crisis al cuello (eso sí, que los Manolos de Cuatro no se mofen tanto del Valencia CF porque, por lo que parece, aquí todos nos apretamos el cinturón).
Ejem… perdón por este interludio futbolístico, pero no he podido evitarlo. Continuemos.

Debo decir de antemano que me he leído la novela en dos días. La enganché el domingo por la mañana y la solté ayer a media tarde, lo cual deja bien claro que el libro es adictivo a más no poder. Pero, detrás de este proyecto está el nombre de Guillermo del Toro, lo cual indica que estamos ante el creador de universos cinematográficos tan fantásticos como «El laberinto del Fauno» o «Hellboy II» (vale, Hellboy es de Mignola, pero Hellboy II es una virguería visual de la que fueron responsables Guillermo y el guionista del cómic). Aunque también estamos ante el creador de «Blade 2» y de «Mimic». Y para bien o para mal, Nocturna se aproxima más a estos dos últimos productos que a los primeros.
Sí que se entrevé una mitología detrás de la historia, pero en este primer volumen nastic de plastic. Es decir, que de los vampiros en el Nuevo Testamento y en la Historia de nuestra civilización no hay nada —nada más allá de decir que hay clanes escondidos y que permanecen en el anonimato—. Quiero pensar que estamos ante una novela iniciática y que lo mejor está por llegar; probablemente con la publicación de «Uncertain dead» («Muerte incierta») y de «Night Eternal» («Noche eterna») la cosa se anime.
Si Drácula llega a Londres en barquito, el Amo llega a Manhattan en un avión (¿para qué molestarse en pasar días y días en una bodega atestada de ratas cuando tienes secciones de equipaje con aire acondicionado y con ambientadores con olor a pino?) y, como ya sucediese en la novela de Stoker, no deja a bicho viviente en el avión. Consecuencia, que cunde el pánico en el aeropuerto. Los cadáveres no muestran signos de violencia, están tranquilamente sentados en sus asientos y todas las ventanillas y compuertas del avión permanecen cerradas y atrancadas.
Al menos hasta que una pequeña trampilla se abre y a Ephraim Goodweather, un médico especializado en crisis bacteriológicas, le toca la agradable tarea de adentrarse en la boca del lobo y tomar conciencia de lo que ha sucedido.
El arranque de la novela es tremendo. Hogan y del Toro te mantienen pegado a la historia a base de tensión y desconcierto; una catástrofe singular e imposible que, poco a poco, va adquiriendo tintes apocalípticos. El protagonista y su ayudante Nora —por cierto, uno de los personajes más desdibujados de toda la novela— se ven envueltos en una situación de crisis que abarca más de cincuenta muertos y que, si no se soluciona rápido, se puede llegar a expandir por todo el planeta.
Eso sí, hay supervivientes en el avión (en la novela sobrevivientes): un informático, una estrella de rock, una abogada y uno de los pilotos. Cuatro individuos que comienzan a presentar síntomas cada vez más extraños a los ojos de los científicos.
El arranque de la novela recuerda mucho a «Soy leyenda». Abunda la terminología médica; todo lo relativo a la anatomía de la cepa vampírica y su colisión con la anatomía humana es fascinante. Los dos escritores se toman muy en serio lo relativo al origen del vampiro como entidad bacteriológica que se contrae por exposición y nos lo muestran a través de médicos y forenses que no se cortan un pelo a la hora de meter el bisturí y escarbar en los cuerpos en busca de agentes patológicos. ¡Vamos, un festín gore que hará las delicias de los aficionados a las salas de autopsia!
Cabe reseñar que esta novela tiene su Van Helsing, encarnado en Abraham Setrakian, un profesor judío que las pasó canutas en la Segunda Guerra mundial (y os puedo asegurar que los nazis fueron la menor de sus preocupaciones), y su particular Renfield, personificado por el multimillonario Eldritch Palmer, un excéntrico capitalista que permanece enchufado a mil máquinas diferentes y que con el advenimiento del Amo desea obtener la vida eterna.
El primer libro de la «Trilogía de la Oscuridad» pretende ser una especie de «Apocalipsis» de Stephen King. Vivimos en primera persona a través de los afectados la irrupción del virus vampírico. Sin embargo, la sensación de catástrofe inminente no está tan bien conseguida como en la novela de King. Sí que es cierto que vemos los primeros brotes de la pandemia en las calles de Nueva York, pero la sensación de caos y de holocausto incontrolable no llega a conmocionar del todo.
Es más, me atrevería a decir que desde el momento en que Eph arroja el bisturí para coger la espada de plata, la novela pierde fuelle y se convierte en una fantasía demasiado alocada y que contrasta negativamente con el crudo realismo del principio. Es como pasar de ver ‘La jungla de cristal 2’ a ver ‘Hellboy’ para acto seguido regresar a ‘Mimic’.
Además, los casos particulares de los infectados se hacen algo repetitivos (aunque algunas situaciones son muy morbosas) y dado que la mayoría de esos personajes no intervienen en la resolución de la novela (como la familia de la abogada o la del informático), la sensación final que te queda al leer el libro es un pelín deslavazada. Algo así como: ¿Y todo esto que me has contado para qué? Aunque estamos ante una primera parte y Guillermo del Toro bien se merece un voto de confianza para seguir explicándonos su historia.
Que nadie se espere que Nocturna tenga una coherencia individual, pues le quedará la misma sensación que le quedó a muchos cuando leyeron o vieron por primera vez «La comunidad del anillo». Es una historia inacabada y, para más inri, en las últimas páginas del libro se dejan caer muchos datos relevantes que determinarán el futuro de esta historia.
En fin, que uno se queda con la sensación de que las expectativas han estado, una vez más, por encima del producto final. Si «Nocturna» hubiese sido una novela más del montón, se hubiera valorado con una nota alta. Pero conociendo los nombres que están detrás de estas páginas y el trabajo editorial que, con toda probabilidad, se halla vertido en ellas, se debe ser exigente y pedir algo más que una simple historia de vampiros que comienza de manera soberbia y acaba convirtiéndose en un auténtico correcalles. Ni mucho menos «Nocturna» pasará a formar parte del panteón de lecturas vampíricas por excelencia, pero el destino de la «Trilogía de la Oscuridad» todavía está por determinar. De momento, esta lectura se antoja un primer paso emocionante y divertido. Ahora, para futuras continuaciones tendrán que currárselo un poquito más.

By David Mateo with 13 comments

lunes, junio 29

Aquellos tiempos: Chocky

La televisión de hoy ya no es como la de antes, por supuesto. Apenas tenía nueve años, así que muchos detalles se escabullen de mi cabeza, pero el viernes lo recuerdo de una manera especial. Se acababan las clases, volvía a casa -¡¡por suerte no había que hacer los deberes, pues el fin de semana estaba por delante!!- y uno podía sentarse cómodamente en el sofá y ver ‘La aldea del alce’ o las aventuras de Espinete mientras devoraba un buen bocadillo de Nocilla y esperaba que se hiciera de noche para ver el ‘Un, dos, tres…’.


Pero en esos tiempos había una serie que aún hoy me resulta enigmática e inquietante. Recuerdo que las circunstancias me impidieron ver todos los capítulos seguidos, por lo que la sensación de encontrarme ante algo inusual era aún más poderosa. Comenzaba con el pantallazo del Támesis y el Tower Bridge, algo que mi subconsciente asociaba a series de humor como ‘La superabuela’ o ‘Benny Hill’, pero el episodio que comenzaba a continuación tenía muy poco de serial cómico. ‘Chocky’ era una serie de ciencia ficción. Comenzaba con una música muy inquietante, en la que el tetraedro que representaba a la inteligencia alienígena Chocky giraba ante nuestros ojos. A partir de ahí arrancaba la historia de Mathew Gore, un chaval normal y corriente, que es abordado por un alienígena llamado Chocky cuyo único fin es recaba información sobre la Tierra.
Matthew salva a su hermana Polly de morir ahogada, a partir de ese momento, el muchacho –guiado por la inteligencia de Chocky, que siempre se representa en una pirámide verde- comienza a desarrollar una capacidad sensitiva e intelectual fuera de lo común. Los padres no tardan en llevar a Chocky a un psicólogo, que recomienda la inserción del niño en un colegio de chicos superdotados. A partir de ese momento, Matthew comienza a desarrollar al máximo su capacidad conectiva con el alienígena al tiempo que lleva sus poderes hasta los límites. Lo peor: que facciones reaccionarias desean hacerse con el poder de Chocky y acaban secuestrando al niño.
La serie termina con una sensación agria: Chocky, consciente de que Matthew corre peligro por su causa, decide separarse de él y regresar a su planeta.
Choky es una adaptación del libro del mismo nombre escrito por John Wyndham, más conocido por la novela ‘La noche de los Trífidos’ reeditada recientemente por Minotauro. Pamela Lonsdale, productora de televisión, se hace con los derechos para la Thames Televisión y Anthony Read (guionista de Doctor Who) se encargó de guionizar la novela en una serie de seis capítulos de veinticinco minutos de duración.
Os dejo con algunos datos muy interesantes que he encontrado en la página ‘Recordando Choky’ de José Manuel Ventura Rojas:

La serie se emitió en Inglaterra en 1984 para llegar a España un año más tarde. Contó además con una continuación en forma de dos mini-series de seis episodios cada una: Los hijos de Chocky (Chocky’s Children, emitida en Inglaterra entre enero y febrero de 1985) y El desafío de Chocky (Chocky’s Challenge, estrenada en Gran Bretaña entre septiembre y octubre de 1985) Los directores de las tres series fueron Christopher Hodson (1984) y Vig Hughes (1984-5) y luego Peter Dugid (1985) y Bob Blagden (1986). La aprobación manifestada por los herederos de Wyndham, que vieron en la primera entrega de la serie la mejor adaptación de cuantas se habían hecho de las obras del escritor, aprobó la ejecución de las dos mencionadas continuaciones, aunque aquellas presentaron una calidad algo inferior a la original. En primer lugar, porque el final de la primera serie coincidía con el de la novela. El guión de las posteriores entregas se urdió a partir de algunas referencias que Wyndham anotase en la novela original, sobre el interés de Chocky, comunicado a Matthew, por entablar contacto con otros jóvenes inteligentes de la tierra.
Los hijos de Chocky se desarrolla un año después del final de la primera entrega. Matthew conoce a Albertine, una chica con un brillante talento para las matemáticas. Ambos desarrollan paulatinamente una comunicación telepática, y Albertine va a tener conocimiento de Chocky. Pero por ello se verá amenazada y será secuestrada por individuos que persiguen desvelar los secretos de la energía cósmica. Es por ello que Chocky retorna para ayudar a Matthew a encontrar a su amiga.
El retorno a lugares comunes de las anteriores entregas y el nivel interpretativo inferior de algunos de los nuevos actores hicieron que la tercera parte, El desafío de Chocky, fuese inferior a las anteriores. En esta entrega el personaje de Matthew aparece mucho menos, ya que el joven actor Andrew Ellams iba a desarrollar su carrera hacia otra dirección (llegando a ser en la actualidad profesor de ciencias económicas). El argumento giraba en torno a Albertine quien, junto con otros chicos sensibles al don telepático, recibe instrucciones de Chocky, cuyo pueblo ha decidido revelarles los secretos de la energía cósmica. La intrusión de los militares en el proyecto tratando de utilizarlo en beneficio propio introducía el elemento desestabilizador e intrigante de la trama.


By David Mateo with 18 comments

sábado, junio 27

Tajundrerías


Más Tajundras, aquí.

By David Mateo with No comments

viernes, junio 26

Presentaciones

Hoy el día ha amanecido triste. Siempre que se va alguien que ha cambiado el modo de ver las cosas, el modo de contemplar, de sentir, de vivir el arte —en este caso la música—, inevitablemente una sombra melancólica se aferra a tu subconsciente y te deja un poco planchado. Me lo acaba de decir mi madre y todavía lo estoy digiriendo. Ni era mi artista preferido, ni aceptaba su forma de vivir enmascarado tras la cirugía, pero en momentos como estos, en los que el artista se ha ido y medio mundo llora, la sensación que te queda es que hoy ese mundo es un poco más amargo y ha perdido una parte muy importante de la fuerza que lo hace vibrar.
Hoy es el día en que murió Michael Jackson.

Y como la vida sigue adelante, hoy en la Sombra de Grumm me gustaría proponer un tema que ayer trataba Sergio Mars en su blog de Rescepto y que llevo varios meses dándole vueltas en la cabeza. Todos sabréis que Vilar presentará su libro ‘El alarido de Dios’ de Equipo Sirius esta tarde a las 19:30 en la Casa del libro de Valencia (y si no lo sabíais ya estáis avisados). Servidor ha asistido a muchísimas presentaciones y debo admitir que hasta ahora la suerte siempre le ha venido de cara. Creo que van cuatro o cinco presentaciones de mis libros y todas han sido muy especiales. Con más cariño recuerdo la de ‘El último dragón’, en el Hard Rock Café de Madrid, aquella sala semioscura, con detalles urbanitas y luminosos que te ayudaba a entrar rápidamente en tensión. Aparecí en mi primera presentación con la pierna rota (¡¡y todavía no lo sabía!!), con un dolor que me estrujaba el corazón cada vez que apoyaba el pie y varios grados de fiebre. Pero el calor de la gente -¡la mayoría buenos amigos sedicianos a los que tanto hecho de menos!- que allí se reunió me emocionó muchísimo.
Otra de las presentaciones que recuerdo con cariño fue la del Gremio, en Valencia. La primera vez que presentaba en mi tierra y la primera vez que se sentaba a mi lado el germá Aguilera. En este caso la presentación era muy diferente, pues no la daba para personas que no conocía, sino para mi gente: mi familia, mi novia, mis amigos de toda la vida. Todavía llevaba la pata rota y esta vez escayolada… y lo cierto es que fue muy emocionante alzar la cabeza y ver a toda aquella peña allí, respaldando mi libro. Fue una de las mañanas más gratas que recuerdo de los últimos años.
Han habida otras tantas presentaciones en Murcia y en Castellón (algunas con más gente, otras con la sala mostrando un aspecto desolador), pero la que también recuerdo con una añoranza especial fue la del Corte Inglés de Barcelona, presentando ‘Perversa’. Voy a ser muy franco: esperaba estar más solo que carracuca. Bueno… las colegas de Yolanda no podían faltar. Y la presentación comenzó con siete u ocho personas en la sala, pero poco a poco el ambiente se fue animando y al final la platea se llenó de gente y buenos amigos. Para mí fue la presentación más extraña que he hecho. Sí que reconocía muchos rostros, pero otros me eran ajenos y no me quedó más remedio que asimilar que habían acudido atraídos por la presentación de mi libro.
La última gran presentación en la que he participado fue la de Viveros, del ‘Xe que bo’. Creo que ha sido la presentación más multitudinaria en la que he estado y puedo prometer y prometo que mi familia y mis amigos ocupaban sólo una décima parte del salón. Pero también hay que ser muy realistas: toda aquella gente no fue a ver a un autor, sino que acudió atraída por un sentimiento muy poderoso en esta ciudad, el sentimiento del Valencia CF. Y todavía se me hace raro sentarme ante una mesa y comenzar a hablar de fútbol, de la historia del Valencia CF o de algún jugador, para acto seguido cambiar el chip, y divagar sobre fantasía, caballeros, elfos y dragones –que no nos engañemos, es lo que más me gusta-.
El caso es que si he aprendido algo durante este tiempo, es que las cosas no ocurren por azar. Si eres un autor novel, que presentas tu primera novela, no caigas en el error de pensar que la sala se va a llenar sólo por tu nombre. Ni eres Zafón, ni Falcone, ni Matilde Asensi. Probablemente, si vas a presentar tu primer libro de fantasía, la editorial haya realizado una tirada muy limitada y no se habrá gastado ni diez euros en una campaña de marketing. Así que tira siempre de contactos, amigos y colegas. Reúne a tu gente porque el esfuerzo de escribir un libro ya es digno de elogio y te mereces un homenaje con tus amigos. Presentar un libro es ponerse de largo ante los tuyos. Vestirte de gala una vez al año y sacar un conejo de la chistera. No sufras pensando si van a aparecer por allí lectores de tu obra, porque la palabra novel implica bisoñez y nuevas aventuras. Y los héroes como tú, que han escrito su primer libro, suelen ser héroes solitarios embarcados en grandes gestas.
Hoy las editoriales más poderosas se gastan mucha pasta en publicidad y pagan a empresas especializadas para hacer promoción en medios de comunicación. Mi buena amiga Susana Alfonso, de Ateneaglam, lleva una de ellas, probablemente la más importante de Valencia pues sus clientes son las editoriales con más recursos a nivel nacional. Esencialmente se dedican a hacer presentaciones privadas ante los medios de comunicación en hoteles y en medios de comunicación. Con Codexval y el ‘Valencia CF: Xe que bo’ voy a vivir esa experiencia pues Quique, el editor, ha contratado los servicios de Ateneaglam y me consta que el martes habrá paseo por esos medios que antes señalábamos. Ya veremos qué tal sale esa experiencia.
En fín, lo que quiero decirte con todo esto es que si eres autor novel, nunca nunca nunca te agobies con las presentaciones. ¡Chico, has conseguido algo grande, escribir un libro y que te lo publiquen, ¿qué más se puede pedir?! Las presentaciones están para disfrutarlas, nunca para sufrirlas.

Pues nada, no me enrollo más que hay que escribir. Hoy es el día en que murió Michael Jackson. Como he dicho al principio, es una mañana triste. ¿Qué mejor modo de rendir homenaje al Rey del Pop que con ese video musical que puso los pelos de punta a medio mundo? En paz descanse.


By David Mateo with 9 comments

jueves, junio 25

Alarido en la Casa del Libro

Hace cosa de dos o tres años, un chaval barbudo, tirando a retaco y con cara de buena persona, se nos acercó durante la presentación de «Las sociedades secretas» de León Arsenal en Abacus y entonces me enteré que era escritor. Otro más. No le hice demasiado caso, pues al cabo del día, en este oficio, conoces a muchos escritores y no puedes quedarte con el getal de todos.
Pasaron los días, coincidimos en un par de actos, nos hicimos buenos amigos y llegó a mis manos «Los navegantes», publicado por la editorial AJEC. Aquel chaval, que como ya todos sabréis es José Miguel Vilar, me pidió que presentara su libro en Casa del Libro y, cómo no, acepté. Puedo aseguraros que «Los navegantes» fue el mejor libro que leí en el 2007 y, probablemente, lo mismo vuelva a pasar con «Alarido de Dios», será el mejor libro que lea en el 2009.
Mañana nos vamos de presentación, otra vez en la Casa del Libro, y otra vez Josemi volverá a llenar (ya lo hizo una vez y estoy seguro que lo hará dos veces). Será a partir de las 19:30 con este humilde telonero tratando de explicar quién es este autor esquizofrénico cuya obra se mece entre la locura absoluta y el sentimiento a flor de piel. Yo sólo puedo deciros que os paséis por la librería para que descubráis a uno de los mejores escritores de fantasía de nuestro país, y os prometo que dejo de lado cualquier sentimiento de amistad que haya de por medio y queda sobre la mesa únicamente la admiración que se siente hacia el colega de oficio.
No faltéis nadie porque la presentación promete. Es una oportunidad ineludible para pillar el Alarido y llevárselo firmadito a casa. Yo, por supuesto, me llevaré el mío y muy pronto tendréis la crítica en esta vuestra casa, la Sombra de Grumm.

By David Mateo with 19 comments

miércoles, junio 24

CR7 ¿¿entiende??

La conocida multimillonaria, de 28 años de edad, reveló a fuentes próximas, citadas por el tabloide inglés 'Daily Star', que nunca se planteó en serio su relación con Cristiano Ronaldo, después de dos noches de fiesta con él en Los Angeles, justo después de que se confirmara su fichaje por el Real Madrid.
"A ella le gustan los hombres machos y ella veía a Ronaldo como un real afeminado. Pensaba que se reirían de ella si salía con un hombre que se pone flores en el pelo", manifestó una de esas fuentes cercanas a Paris Hilton a redactores de este rotativo británico.
'El afeminado Ron es demasiado gay para mí' es la frase con la que titula Daily Star su información. Y es que, según Paris, CR7 y ella son sólo "buenos amigos" después de la fiesta que se corrieron en Los Angeles días atrás. "¡Es ridículo! Ellos (algunos periodistas) crean historias viciosas que están muy lejos de la verdad. Es simplemente hiriente", declaró la famosa multimillonaria a través de su Twitter.


By David Mateo with No comments

Nomanor y el Terror

Allá por 1972, Nomanor, el primer Conan español que crearan Luís Vigil y Domingo Santos para la revista «Nueva dimensión» y que desgraciadamente apenas tendría una vidilla de un par de números (los lectores de cifi jamás aceptaron un bárbaro howardiano en las páginas de su revista), daba el salto al cómic a través de una publicación de terror llamada Pánico. El número 1 de esta revista ilustrada traía consigo la adaptación de ‘El mito de los Harr’, novela que daba el pistoletazo de salida a las aventuras de nuestro bárbaro favorito y que fueron adaptadas por Esteban Maroto.
Creo que las ilustraciones que hay a continuación no sólo son importantes por la belleza que guardan, sino porque son un exponente importantísimo de lo que fue la literatura de género fantástico española en sus orígenes. ¡¡Que ustedes las disfruten igual que yo cuando las obtuve!!


By David Mateo with 2 comments

martes, junio 23

La voz de Fernando Torres

¡Cuidado, que no vamos a hablar de fútbol! Pero hace un par de semanas, con todo el revuelo que se formó con el fichaje de Christiano Ronaldo y Kaká, Fernando Torres dijo unas palabras muy interesantes. A la pregunta de: ¿Se pagaría esa barbaridad por el fichaje de algún futbolista español? Fernando Torres respondió: En el extranjero sí, pero en España, seguro que no. Tenemos el defecto de valorar más a los de fuera que a los nuestros. Suele ocurrir en otros países. Quizá el fútbol esté montado de esta manera.
Pero… ¿y en la literatura? ¿Se valora más a la gente de fuera que a los nuestros? ¿Las editoriales españolas están dispuestas a pagar más pasta por un autor extranjero (un Kaká, es decir, un Stieg Larsson) que por un autor español (un Villa, que traducido al mundo literario, perfectamente podría ser un Ildefonso Falcones o un Vázquez Figueroa).
De momento, la mayoría de escritores españoles, estamos en un mercado de tercera (o de regional preferente), sobre todo si nos comparamos con los escritores extranjeros. Probablemente me sobrarían dedos de una mano, si quisiera comparar los autores nacionales que compiten en igualdad de condiciones con la gran masa de escritores internacionales.
Sea como sea, quisiera plantear un hipotético futuro que durante el podcast de Onda, Juanmi dejó caer sobre la mesa y que apenas pudimos debatir: ¿Y si la publicación de libros electrónicos conlleva que los autores comiencen a publicar sus libros a través de sus propias webs o a través de sus agencias literarias? ¿Y si los King, los Cussler, los Brown, las Cornwell y los Follet publicaran sus propios libros o fueran los agentes literarios los que se ocuparan de la gestión? Alguien ya aseguró en este blog que cuando un escritor firmaba con Carmen Barcells, la agencia vendía a la editorial los derechos del libro analógico, pero los derechos electrónicos se los reservaba la agencia. ¿Y si los derechos de los grandes autores internacionales no se vendieran a las editoriales españolas y los libros considerados grandes transatlánticos se gestionaran directamente desde el extranjero?
Quizás, en ese momento, las editoriales españolas dejarían de considerar al español como objeto de segunda clase y pasaríamos de tercera regional a primera y las palabras de Fernando Torres refiriéndose al mundo de los libros (perdón… del fútbol) dejarían de tener valor.

By David Mateo with 7 comments

lunes, junio 22

Crítica de la Red de Indra, de Juan Miguel Aguilera

Juan Miguel Aguilera me ha dicho más de una vez que hacer una reseña de la ‘Red de Indra’ sin caer en spoilers es muy muy complicado. Yo me niego a hacer una reseña sin spoilers, porque creo que no desgranaría perfectamente el meollo de la novela, pero voy a intentar ser lo más cuidadoso posible y voy a dividir la reseña en dos. La primera parte de la misma no tendrá spoilers. La segunda parte sí, pero para leerla tendréis que seleccionar el texto para que la fuente os salga resaltada. Así, el que lo quiera leer, ya tiene que molestarse en seleccionar.
Conozco esta novela desde que el autor se puso a parirla y me tenía muy intrigado. Juanmi llevaba mucho tiempo escribiendo novela histórica con componente fantástico y ya tocaba de una vez por todas que regresara a la ciencia ficción que tan bien maneja. ¿Y lo hace dando continuidad a su universo de Akasa Puspa? No, creo que ha tomado un camino mucho más interesante: el tecnothriller con un componente muy alto de ciencia ficción hard.
‘La red de Indra’ es una novela de artefacto, como ya la ha definido él muchas veces. Una geoda de un metal exótico que es detectado por los servicios de espionaje de los EEUU en las profundidades de la meseta Laurentina canadiense. Desde ese momento comienza una cuenta atrás para rescatar tan misterioso objeto, pues las autoridades canadienses, alertadas por grupos radicales políticos, pueden meter las narices en el asunto en cualquier momento y reclamar a los americanos lo que es suyo por situación geográfica.
Pero ya sabemos todos como son los yanquis: culo veo, culo quiero. Y si el culo tiene la más mínima posibilidad de desafiar todas las reglas establecidas por la física, ese culo debe de ser mío a cualquier precio. Para ello, Jim Conrad, el jefe de la expedición norteamericana en tierras canadienses, recluta a dos físicos muy especiales: su exmujer Laura Muñoz y su ayudante Neko, un friqui de cuidado que hará las delicias de todos los aficionados a la ciencia ficción.
Laura, a su vez, comienza una segunda carrera contra el reloj, pues además de descubrir el misterio de la geoda, tiene que luchar contra el cáncer que, poco a poco, la está devorando por dentro y que ha sido detectado poco antes de que Conrad la reclutara y se la llevara a Canadá.
Los amantes del buen thriller americano disfrutarán de esta primera parte de la Red de Indra. Primero la búsqueda de respuestas, segundo la resolución del misterio, tercero un siniestro muy de esperar y cuarto una situación límite que obligará a tomar a los personajes una decisión desesperada. Y no voy a contar más, porque ya me he ido demasiado de la lengua. Eso sí, por el medio hay una relación romántica entre Conrad y Muñoz y un asesino psicópata que está acabando con los miembros del equipo con extrañas mutilaciones que pondrán los pelos de punta.
Voy a ser muy sincero, mientras leía la novela me sentía apabullado por los datos técnicos que Juanmi vierte en ella. Y, ojo, en absoluto lo considero negativo. Si algo tenían novelas como ‘Parque Jurásico’ o ‘Timeline’ era que estaban sustentadas por una base científica más o menos creíble. En este caso, Juanmi no se corta un pelo y las teorías y contrateorías surgen a chorro por los labios de ese niño prodigio llamado Neko. Un neófito como yo se quedaba con la boca abierta mientras iba leyendo el despliegue de información técnica que arrastra el argumento y lo único que puede hacer es quitarse el sombrero ante la genialidad de Juanmi. Asistimos a algo insólito y nos lo explica con todo lujo de detalles. Incluso en un momento determinado, ciencia y religión debaten sobre la existencia de Dios durante todo un episodio de la novela. ¿Que quién gana? Basta echar un vistazo a quien escribe la novela para hacerse una idea, aunque…

Segunda parte de la Red de Indra (con grandes Spoilers). Para leer, seleccionar con el ratón.

La geoda se ha activado a causa de un sabotaje, los científicos han podido penetrar en la superestructura y ¿qué descubren? Que estamos ante un núcleo formado por agujeros negros que crean, gracias a su singularidad, una especie de Stargate. ¿Y a dónde lleva ese portal dimensional? ¿Otro planeta? ¿Otra galaxia? ¿Otro Universo? ¡¡Pues no!! A otro lugar en el tiempo. Juanmi Aguilera emula los pasos de H.G. Wells y a través de su peculiar máquina en el tiempo, nos traslada a un futuro lejanísimo. Un futuro situado a miles de millones de décadas después del nuestro. Cuando ya no queda rastro de la civilización humana y todo cuanto conocemos se ha extinguido. Un escenario exótico y a la vez conocido plagado de criaturas fascinantes y de naturaleza abrupta que se convertirá en el principal escollo de los protagonistas. Personalmente creo que la novela continúa siendo un tecnothriller, pues el misterio de la geoda no se ha resuelto del todo y todavía hay mucho que averiguar hasta el final de la novela. Eso sí, los niveles emocionales de los personajes se disparan: Laura comienza a padecer los síntomas más atroces de su cáncer en ese ambiente hostil y lejano, la presencia del asesino se vuelve más amenazadora y los orígenes de Neko salen a la luz, creando una situación culebronera de esas que Juanmi tanto reniega y tan necesarias son en la literatura para lectores marujones como yo. Estamos ante un grupo de seres humanos que ‘han descendido al centro de la Tierra’ para encontrar un ambiente diametralmente opuesto al que estamos acostumbrados. Un grupo de aventureros deslumbrados por el sentido de la maravilla y situados ante un ambiente marciano diseñado en nuestro propio planeta —algo que Juanmi ya experimentó en Rihla y que, conforme la novela avanza y la jungla se abre ante nuestros ojos, se hace más avasalladora—. ‘La red de Indra’ es una evolución lógica de las novelas de Julio Verne en las que los personajes se enfrentaban a un mundo insólito, la aventura era el pulso principal de la historia y, sobre todo, la trama científica era indispensable para ordenar todos los argumentos. La última parte de la obra de Juanmi nos trae todo tipo de criaturas exóticas —y muy próximas a la geoda— y paisajes imposibles que explotan hasta lo indecible nuestra imaginación. Permitidme resaltar las dos o tres páginas en las que el autor nos describe con todo lujo de detalle un mundo en el que el Sol se ha convertido en un gigante rojo a punto de eclosionar. Un paisaje crepuscular cada vez más ardiente que crea una atmósfera bellísima y aterradora a la vez. Por supuesto, en esta parte de la historia también asistimos a un derroche de términos y teorías científicas relacionadas con el origen de la existencia, el Big Bang, la creación del Universo y su inevitable vinculación con la geoda.

¡¡Pues bien, todo esto nos trae ‘La red de Indra’!! Una novela muy rigurosa en su concepción, que poco a poco se va haciendo más frenética y más delirante —en el buen sentido de la palabra— y nos depara momentos de intensa aventura. Una novela de artefacto que es más que una novela de artefacto, mucho más. Las aventuras de un grupo de hombres enfrentados a lo imposible, a lo maravilloso y a lo insólito.
Probablemente, y volvemos a lo de siempre, si Juan Miguel Aguilera fuera William Gibson (Juanquist Libson, que ahora lo sueco está más de moda) esta novela habría sido el no va más, tendríamos ante nosotros al heredero de Michael Crichton y demás pollas en vinagre. No va a ser así. Este mercado es el que es y los genios españoles tienen que dar veinte mil pasos más que alguien que venga de fuera para ser reconocido. Pero no pasa nada, los amigos de Juanmi, los que nos hemos criado leyendo sus novelas, los que disfrutamos de la ciencia ficción insólita y de las aventuras en universos improbables, tenemos muy claro que entre nosotros hay un grandísimo maestro de la ciencia ficción que todavía le quedan muchísimas novelas que escribir y, personalmente creo, que con la Red de Indra, Juan Miguel Aguilera ha encontrado un nuevo camino.

By David Mateo with 12 comments

sábado, junio 20

Cien años con Flynn, cien años con un paisano





By David Mateo with 15 comments

Tajundrerías

Más Tajundra, aquí.

By David Mateo with No comments

viernes, junio 19

La literatura no vende

Estaba viendo ayer el Noticies 9 cuando, de refilón, vi el siguiente video en ‘La revista’:



Como no me había enterado muy bien del asunto, me llevé una grandísima sorpresa. ¡¡Canal 9 publicitando libros en la Fnac!! Un hecho que por inverosímil que pareciese, estaba sucediendo ante mis ojos incrédulos. Luego ya vi que los montones de libros eran de Stieg Larsson (por cierto, que menudas pivas compran sus libros, la morena esta de toma pan y moja) y que, con toda probabilidad, atendía a la inevitable campañita publicitaria.
Sin embargo, al final de la corrida, está bien que Canal 9 haga ese tipo de reportajes. Aunque sea un libro aislado, un fenómeno de masas o mediático, la gente se mueve por ese libro, los medios de comunicación se toman la molestia de acudir a un centro comercial a grabar y en el reportaje se masca cierta expectación. Me alegro por la editorial, porque desgraciadamente por Stieg Larsson ya no nos podemos alegrar.
El caso es que últimamente, cuando emprendo algún proyecto relacionado con la cultura y más concretamente con la literatura, la primera frase que escucho en labios de mi interlocutor es: ‘la literatura no es un negocio, no vende’. Inmediatamente, tengo que emprender una batalla enconada en la que explico, de manera ardua y con cierta vehemencia, que la literatura, exhibida de manera adecuada y con las personas adecuadas, puede ser tan mediática como el mundo del cine o el mundo de la televisión. No voy a ocultar que de vez en cuando, esas batallitas me molestan y me cansan, sobre todo cuando la otra persona es un muro al que le resbala cualquier argumentación (que lo hay… no duden que haberlos haylos). Sin ir más lejos, hace un par de semanas, a una buena amiga trataba de exponerle un proyecto junto a otro buen amigo (no voy a poner nombres para que no se me enfade nadie) y mi amigacha llegó a decirme: David, tú entiendes mucho de libros y yo no voy a decirte cómo escribir uno; yo entiendo mucho de medios de comunicación y lo que me estás diciendo no funciona, así que no me digas como debo hacer mi trabajo. En Valencia ese tipo de proyecto (permitidme que no ponga el proyecto porque todavía es muy realizable) NO FUNCIONA.
Así de duras y amargas fueron sus palabras. Y ojo, no se le puede recriminar nada a mi amiga pues ella tiene los pies muy bien asentados en el suelo, es una chica muy inteligente y, probablemente, el proyecto a priori no tenga visos de funcionar. Sin embargo, yo soy más cabezota que la mula Francis y, en esta vida, tantas veces me han dicho que NO que ya ni me inmuto y sigo adelante con mi cruzada. ¿Que no será ahí? Vale, será en otro sitio. No pasa nada.
El caso es que uno acaba un poco cansado de batirse el cobre contra el mundo, sobre todo cuando están en juego mi pan y mis judías. La cruzada de que el mundo de la literatura es rentable y mediática puede llegar a extenuar a cualquiera, esencialmente cuando tienes enfrente a tipos que solo miran números positivos o negativos. Pero supongo que así son los negocios, tiras y aflojas, repetir un discurso mil veces, hacer miles de informes y proyectos y, sobre todo, exhibir sin tapujos lo que hay entre bambalinas del mundo de los libros.
A veces creo que si España fuera un país culto, mi trabajo sería más fácil. Pero como el libro sigue siendo ese objeto curioso y recurrido que se compra para regalar y acaba cogiendo polvo en la mayoría de las librerías, sólo me queda rezar para que aparezcan muchos más Larsson. Al menos, así, de vez en cuando Canal 9 nos sorprendería con algunos de sus reportajes con lectoras buenorras.

By David Mateo with 13 comments

jueves, junio 18

No hay nada más peligroso que un tonto con iniciativa

Hoy vais a permitir que ponga una entrada divertida. Los que siguen habitualmente este blog, saben que de vez en cuando entra algún troll a joder la pava. El último no creo que sea un troll, más bien debe ser un chaval jovencillo que, aburrido en la madrugada, ha llegado a ‘La Sombra de Grumm’ y tras leer esta entrada, no supo muy bien captar la ironía y tuvo la temeridad de ponerse a replicar sin captar muy bien el sentido de la entrada. Voy a poner los últimos dimes y diretes de la conversación que estamos manteniendo para que quede constancia de que el sentido común es el menos común de todos los sentidos.

(PRIMERO LEER LA FAMOSA ENTRADA 'ROJO SOBRE NEGRO')

Lestat du Lioncourt dijo...
desde mi punto de vista la persona que escribio este articulo no tiene la mas minima idea de lo que esta diciendo.
prmero el diseño des portadas de vampiros rojo y negro es mas qe clasico, ya se ha usado en varios libros.
segundo, como es posible considerar a alguien mediocre como Stehphenie Meyer como la mejor autora de novelas d vampiros , si la mejor siempre es y seguira siendo Anne Rice.
y tercero, se escribe Bram Stoker.
Sthephenie Meyer es solo una escritora contemporanea que deformo la idea del vampiro d Anne Rice haciendo queme den ganas de vomitar al pensar en alguna desus creaciones.

David Mateo dijo...
No, no, te equivocas. Es Blan Storque. Es más, la gran Stephanie Meyer inspiró a Anne Rice en las historias de vampiros. Eso lo sabe todo el mundo. ¿Conoces a autores como Le Fanu, Johann Ludwig Tieck, John Polidori, Elizabeth Grey, Allan Poe, Théophile Gautier, Aleksey Tolstoy o Nikolay Gogol? (Seguro que sí, viendo tu mensaje se nota que eres una conocedora en potencia del mundo de los vampiros) Pues a todos ellos también los inspiró la Meyer, porque la Meyer tiene un espíritu inmortal que, incluso antes de su nacimiento, inspiró a generaciones enteras de autores.
Por cierto, me ha calado eso de que la Meyer es contemporanea y Anne Rice no. Los vampiros de la Rice son super-super-super-super originales.

Anónimo dijo...
Que alguien te ayude.
"Creo que fue Anne Rice, una autora posterior a la maestra Meyer". Anne Rice podría ser la madre de esa Meyer, y no sólo a juzgar por la edad, sino por su capacidad como autora, hay más arte en una página de Rice que en toda la saga de Meyer.
Ten cuidado en quererte hacer el intelectual. Hay que leer. No se compare además, la obra literaria con la ambiciosa trampa poco inteligente de los editores que se copian las portadas por querer vender más.
De verdad me decepciona la gente que no tiene idea de lo que escribe. Ilústrate antes de hacer el rídiculo.

David Mateo dijo...
A ver, querido/a, voy a poner el modo irónico en OFF. Servidor leyó ‘Entrevista con el vampiro’ cuando tenía quince o dieciséis años; ahora tengo treinta y dos. A la Meyer no la he leído porque ni me interesa, ni me suscita ningún tipo de gracia. Pero uno, que ya esta talludito en el mundillo literario, sabe perfectamente que Crepúsculo es un libro que no tiene ni cuatro años y las Crónicas vampíricas son más viejas que Carracuca, concretamente del 76. Lo que pasa es que por el mundo hay tipos y tipas como tú que son incapaces de ver el sentido irónico o crítico de la vida porque su capacidad intelectual no da más de sí. Si echaras un vistazo a este blog y buscaras otras entradas relacionadas con la Meyer te darías cuenta de que no es santa de mi devoción.
Ahora vamos a aclarar lo del tema intelectual: decir que la Meyer es contemporánea y Anne Rice no, denota una falta de cultura monumental, aunque no seré yo el que te diga tonto o tonta. Querido/a, literatura contemporánea suele referirse a la literatura que se realizó durante el siglo XX, así que referirse a la Meyer como escritora contemporánea y a la Rice no, es un absurdo de dimensiones monumentales, por muchos años que la Rice le lleve a la Meyer.
Por cierto, tu queridita Anne Rice, antes de que la Meyer volviera a poner de moda los vampiros (cosa que sí que hay que agradecerle a esta última) renegó de las Crónicas Vampíricas ante escándalo de muchos fans. Luego se lo pensó mejor, se dio cuenta de que los vampiros le habían nutrido perfectamente su cuenta corriente y volvió a darle vidilla a Lestat y compañía.
Más cosas, Anne Rice no inventó absolutamente nada. El prototipo de vampiro aristocrático ya lo pusieron en marcha otros muchos autores del siglo XIX, así antes de Lestat o Armand existieron Lord Ruthven o Mircalla Karnstein (ya que eres tan listo/a supongo que no hará falta ni que te diga quienes son) o incluso el Conde Drácula de Blan Storque (perdón… Bram Stoker, que estoy con el modo irónico OFF). Pero la lista de vampirizados y vampirizadas relacionados con la nobleza del siglo XIX no acaba ahí y podemos encontrar muchos otros ejemplos: la pobre Bertha Kurthel que fue resucitada por el Conde Rodolph, la condesa Clarimonda del palacio Concini, que se dedicaba a tentar a los seminaristas cuando estaban a punto de convertirse en curas, Kostaki, hermano de Gregoriska, cuyo amor insano por Edvige le llevó a convertirse en un monstruo, Teresa Biffi, hija de un granjero, que por obra y gracia del Innominato, regresó entre los vivos para martirizar al malvado señor de Gardonal y así un montón de chupasangres, resucitados y no muertos que plagaron los cuentos y relatos del siglo XIX y que más tarde inspirarían a muchos autores contemporáneos, entre ellos Anne Rice. Pero claro, eso tú ya lo sabrías, por supuesto. Alguien que tiene la osadía de llamar inculto a otra persona debe guardar un nivel de conocimientos altísimo.
Yo no soy un gran experto en temas vampíricos, pero aunque no haya leído a la Meyer (por lo que me ponen a parir en otras entradas de este mismo blog) sí que he leído algunos libros y cuentos relacionados con el tema, lo justo para defenderme. Por supuesto he leído ‘Entrevista con el vampiro’ y ‘Lestat el vampiro’, por cierto, este último me aburrió y ahí se acabaron las crónicas de Rice. A la Rice, como a Martin o al propio King antes que ellos, se les reconoce haber hecho un uso icónico del vampiro en la nueva literatura. Y a la Meyer se le debe reconocer haber puesto de moda al nosferatu entre el público adolescentes, creando una variante del horror tradicional, que podría denominarse romántico-adolescente-paranormal. Otra cosa es que a nivel personal me gusten o no me gusten los libros de la Meyer y de la Rice, y ya te digo que la primera no me gusta y la segunda me cansa. Pero no te ofendas, querido/a, que son gustos personales.
Respecto a las portadas negras y rojas, en la entrada he puesto 21 ilustraciones con grandes semejanzas. Tú que eres tan guapo y tan listo y dices, textualmente: prmero el diseño des portadas de vampiros rojo y negro es mas qe clasico, ya se ha usado en varios libros (traducción: primero, el diseño de las portadas de vampiros rojo y negro es más que clásico, ya se ha usado en varios libros), te reto a que pongas diez enlaces previos al 2005, fecha en la que salió Crepúsculo en España, en donde aparezcan ilustraciones de portadas con los mismos motivos que aparecen en los libros que he expuesto yo. ¡Adelante! Lo bueno de hoy en día es que hay páginas webs con grandes bibliotecas en donde están registradas la mayoría de los libros con sus portadas originales y las distintas reediciones. Espero con ansias que me rectifiques y me saques de mi error, eso sí, con pruebas y enlaces que puedan ver todo el mundo, no con palabras y con insultos.
Mientras tanto, teniendo en cuenta tu incapacidad de captar una ironía y la falta de argumentos en tus exposiciones, permíteme que te de un consejo: antes de meterte con alguien, investiga un poco por su blog, trata de captar el doble sentido de las palabras, intenta discernir por ti mismo que alguien que pone Blan Storque debe estar de cachondeo, lee los mensajes anteriores al tuyo y verás de que va el rollo y trata de ponerte a la altura intelectual de la persona con la que estás hablando. Más que nada porque el resto de la gente que te lea y sí que haya captado la ironía de la entrada, va a pensar: ‘este chico/a es tonto/a’. Y yo, querido/a, no quiero en absoluto que piensen eso de ti.


En resumida cuentas, amiguitos, en este mundo no hay nada más osado que un tonto con iniciativa. Creo que me voy a copiar esta entrada para enseñársela a mis alumnos y que aprendan un poco más sobre el sentido de la ironía y el uso de las palabras y, sobre todo, que antes de abrir la boca, es importantísimo leer con atención y tratar de ver el mundo que te rodea.

By David Mateo with 23 comments

miércoles, junio 17

¿Remite la crisis del libro?

Con un balance provisional que sitúa entre un quince y un treinta por ciento el aumento de las cifras de ventas, la Feria del Libro ha vuelto a ser punto de encuentro de numerosos madrileños y visitantes que se han acercado al certamen que mañana cerrará sus puertas.
La tan temida lluvia que habitualmente preocupa a editores y libreros ha sido sustituida por un calor tórrido que no ha asustado a los lectores, entre ellos muchos niños, que se han acercado al parque del Retiro.
Tras un muestreo realizado esta mañana entre cincuenta editoriales, treinta librerías generales, treinta librerías especializadas y dos grupos y distribuidores, Teodoro Sacristán, director del certamen, ha señalado: «Hemos salvado la feria, y estamos contentos porque se ha vendido más».

Extraordinario aumento de ventas
En el caso de las editoriales «y quitando los grandes grupos o casos como Contexto, que este año cuenta con muchas novedades y ha experimentado un aumento del 40%, las ventas han aumentado entre un 15 y un 35 por ciento, por lo que estamos muy satisfechos».
Otro de los datos revelados en este muestreo es que las librerías generales han logrado buenos resultados, con un aumento que va del 5 al 20 por ciento, mientras que el aumento en las especializadas se sitúa en el 10%.
«En los grandes grupos los porcentajes van desde un 15 a un 30 por ciento más de ventas y en las distribuidoras las cifras alcanzan entre un 25 y un 30 más de ventas».

Temor a la crisis
Satisfecho con estas cifras todavía provisionales, Teodoro Sacristán ha recordado que los participantes en la feria vinieron con mucha prevención «y pensábamos que los resultados iban a ser similares a los del año pasado, por lo que estamos contentos».
Para lograr estos números ha sido muy importante el hecho de que el pasado jueves fuera fiesta en Madrid. «Dos editores que llevan participando 25 y 30 años en la feria me han comentado que fue un día histórico. Hacia mucho tiempo que no nos tocaba una fiesta en mitad de la feria, y fue espectacular».
La presencia de grandes firmas y la publicación de bestsellers también han contribuido en este balance positivo, pero la feria no solo vive de ellos, ya que los libros «de fondo» tienen un importante papel en la cita madrileña.

El libro de fondo
«Los libros de fondo son los que más se venden. Existen ferias más pequeñas que tienen que someterse al mercado, pero aquí, con 357 casetas, está representado el fondo editorial español y, además, están los bestsellers, aunque la feria no subsiste de ellos», ha comentado el director, para quien también es importante el hecho de que el certamen esté muy asentado en Madrid, así como las actividades paralelas, que atraen público que además compra.
Por su experiencia y por lo que comenta con los participantes, Teodoro Sacristán mantiene que existe mucho lector de feria que durante el año quizá no se acerca a una librería, «pero que vienen a la feria y cargan con libros para varios meses».

Autores y obras
Un ejemplo de la importancia que tienen en la feria los libros de fondo es el caso de la editorial Galaxia Gutenberg, a cuya caseta se acercan numerosos lectores solicitando las obras completas de consagrados autores y poetas como José Ángel Valente, José Miguel Ullán, y obras como Extravío en la luz, de Antonio Gamonedam, que va por su séptima edición, o Locus Amoenus. Antología de la Lírica Medieval de la Península Ibérica, de Carlos Alvar.
En cuanto a las firmas, los lectores de Alberto Vázquez-Figueroa esperaban pacientemente a que el escritor les dedicara ejemplares de Sau; Juan Manuel de Prada hacía lo mismo con su obra La nueva tiranía y Andrés Trapiello con Los confines.
Otros muchos, con las vacaciones estivales próximas, se acercaban a las librerías especializadas en viajes o al televisivo Richard Vaughan, que ha firmado ejemplares de sus métodos para aprender inglés.
Conocidos personajes de los niños, demostraciones de papiroflexia y actividades en los pabellones infantiles atraían la atención de los más pequeños, algunos de los cuales hacían pacientemente cola junto a sus padres para acercarse al famoso ratón escritor Gerónimo Stilton, compraban ejemplares de Kika Superbruja o disfrutaban mojándose con las duchas de agua vaporizada.

Artículo procedente de Ecodiario

By David Mateo with 1 comment

martes, junio 16

Valdano desbarra... para variar.

El tema de David Villa, en Valencia, ya causa hasta risa. Por un lado, la prensa florentinista (es decir, el panfleto Marca y demás medios afines) sigue con su campañita «Villa es del Real Madrid», eso sí, sin soltar la pasta. El viernes, sin ir más lejos, la mayoría de los periodistas del Marca ya proclamaban que Villa fichaba por el Madrid, cosa que en Valencia jamás se dio por sentado. Y por otro lado, el lunes, cuando Llorente rompió las negociaciones con el club de la meseta, esos mismos periodistas comenzaron a lloriquear diciendo que el presidente del Valencia había faltado a un compromiso verbal con el ser superior Florentino.
Ayer, Fernando Gómez, director deportivo del Valencia, lo dejó bien clarito: «En el tema de Villa hay que dejar dos cosas claras, una es que el Valencia nunca ha alcanzado ningún acuerdo con nadie y segundo, que ahora mismo no hay ninguna oferta que nos satisfaga.»
A ver, señores de la prensa de Madrid, en Valencia, ni somos tontos, ni somos gilipollas. O ponen la pasta encima de la mesa, como lo han hecho otros clubs más serios de Europa (véase Barça o Chelsie) o a gitanear se van al rastro.
El último en intervenir en este jaleo es el bocazas más grande que ha pasado por Valencia (y el entrenador más nefasto que se ha sentado en el banquillo valencianista), es decir, el trilero de la palabra Jorge Valdano. Recordemos que éste es el individuo que, durante la rueda de prensa de Pellegrini, mientras Florentino decía que el entrenador argentino iba a ser el capo del banquillo, él aseguraba en los medios de comunicación que Raúl iba a disfrutar de muy pocos minutos y tendría que acostumbrarse a realizar otra serie de funciones desde el banquillo.
El caso es que el domingo, el trilero Valdano decía lo siguiente refiriéndose a los comentarios del Barça respecto a los fichajes multimillonarios y aberrantes del Madrid:
«Yo ni me meto en casa ajena ni comento lo que dicen los demás de nosotros.»
Para un día después, ante el micrófono de Onda Cero, decir lo siguiente respecto a la oferta del Barça al delantero valencianista:
«Si es así, que lo vendan, yo no esperaría ni un minuto. Nosotros no llegaríamos a una oferta así ni a empujones.»
Este señor o es tonto, o está cada vez más senil, o se contradice a sí mismo y a los que le rodean en cada entrevista.
El caso es que si yo fuera Villa me sentiría un pelín menospreciado por el Real Madrid y por las respuestas del señor Valdano. El jugador, que recordemos todavía tiene cinco años de contrato y una cláusula de 150 kilos, es un superprofesional que se va a mantener al margen de este conflicto, y en Valencia tenemos muy claro que, pese a los lloriqueos de Valdano y de la prensa madridista, si Villa tiene que jugar en Valencia seguirá haciéndolo porque es un gran profesional y si el Valencia lo vende no será a precio de Carrefur. Así que sigan ladrando, señores madridistas, pues si ladran, cabalgamos.

By David Mateo with 5 comments

El expositor

Ayer estuvo a punto de quemarse la galería comercial donde trabaja mi novia. Por suerte no hubo ninguna desgracia. El fuego se detectó a tiempo, llegaron los bomberos, apagaron el incendio y regaron medio Abacus con las mangueras. El caso es que se echaron a perder algunos libros y muchos de los empleados que tenían sus posesiones en la habitación de personal, tuvieron que llevárselas porque los jefes querían acumular el material desperdiciado allí.
Consecuencia, que mi novia apareció con un expositor publicitario gigante de libros.
—¿Dónde vas con eso?
—No te preocupes… —me dijo ella.
Iba cubierto con bolsas gigantes de Abacus, de tal modo que la parte de abajo no se distinguía. Pero la parte de arriba sí. ¿Y de qué era el expositor publicitario? ¡¡De Crepúsculo!!
Dios mío, dos metros de expositor vampírico, que no cabía en la parte de atrás del coche, en el que salía en dimensiones naturales la niña pava de la película y el vampiro marica de los pelos a cepillo.
—Pero… pero… pero…
Mi mente truculenta era incapaz de dar un solo uso útil a aquella atrocidad. Bueno… sí… utilizarla como carburante para el fuego. Es más, mis pensamientos ya visualizaban varias posibilidades pesadillescas que implicaban la utilización del expositor de marras.
a) Colocarlo en el pasillo de entrada de casa, de tal modo que todos los invitados lo vieran al abrir la puerta. ¡¡Imaginaros llegar a la casa de un escritor y verse de morros a los protas retrasados de Crepúsculo!! La casa perdería todo su glamour, que diría Boris.
b) Ponerlo en mi futuro despachito de trabajo, donde tengo todos mis libros de género, mis mapas vitrificados, mi colección de comics de Spiderman (pre-Quesada), mis bárbaras en bolas, el póster del Xe que bo, etc etc… Imaginaros que en ese santuario sacrosanto, de repente, irrumpe un mostrador de libros de Crepúsculo. ¡¡Sería incapaz de escribir una sola novela más!! Los ojos se me irían irremediablemente hacia el rostro de la niña fefa y se me irían, de golpe, todos los pensamientos impuros y sólo podría escribir sobre nubes rosas y sobre vampiros que tocan el piano (sí, sí, todavía se repite esa imagen escabrosa de la peli en mi cabeza), y jamás podría describir un empalamiento o un polvo desenfrenado en las playas de Malibú. No podría hacerlo porque ellos, los protagonistas de Crepúsculo, estarían en mi habitación, mirándome con sus ojillos de pose hollywoniana que no dejarían de decirme: no peques porque somos personajes de literatura adolescente, no peques porque somos personajes de literatura adolescente…
El caso es que debió cambiarme completamente el rostro porque mi novia me dijo:
—No te preocupes, no te preocupes, que es para regalárselo a una niña de mi barrio.
Ufffffff… ufffffff… creo que justo en ese momento mis pulmones volvieron a llenarse de oxígeno y mi corazón volvió a latir con normalidad. Aquello jamás entraría en nuestra futura casa. Seguiríamos adelante con nuestras vidas sin expositor de la parejita sosainas de Stephanie Meyer. El sol volvería a ponerse aquella noche y saldría con total naturalidad al amanecer. Volvía a ser libre de agobios infrahumanos.
Huelga decir que volví a respirar aliviado cuando aquella cosa de dos metros de altura salió de mi coche y se metió en el de mi novia. ¡Adiós, Meyer, no vuelvas a entrar en mi vida!

By David Mateo with 4 comments

lunes, junio 15

Los mundos de Coraline

Apenas recordaba lo que era ver una película en 3D, así que ‘Los mundos de Coraline’ se ha convertido en una experiencia fantástica que nadie tendría que dejar pasar. Concebida como una stop-motion, la historia original de Gaiman se convierte en un espectáculo entrañable que conserva ese saborcillo clásico de la manufactura artesanal y se aleja del realismo espectacular que Pixar imprime en sus películas. Cada fotograma es bellísimo y el 3D realza la viveza del mismo. Los dos años de preproducción se constatan rápidamente. Hay mucho esmero y cariño en la creación del film. Los muñecos poseen una personalidad desbordante (sobre todo Coraline, con la que conectas desde un primer momento, convirtiéndote en cómplice de sus aventuras a través de la puerta misteriosa que separa el mundo real del idealizado por la niña) y la película acaba convirtiéndose en una virguería visual que te pone la sonrisa tonta desde los magníficos títulos de crédito.
Gaiman lo tenía muy claro desde un primer momento: ‘Los mundos de Coraline’ era una historia concebida para Henry Selick (creador de ‘Pesadilla antes de Navidad’ y ‘James y el melocotón gigante’), así que en cuanto publicó el libro, se lo hizo llegar a Selick a través de su agente. Con la colaboración del dibujante japonés Tadahiro Uesugi, pusieron en marcha este espectáculo visual inigualable que se inspira en la animación estadounidense de los años cincuenta y sesenta.


Por supuesto, la película no esta hecha para el 3D, al contrario, el 3D está en función de la historia. Ahora mismo me vienen a la cabeza dos fragmentos impresionantes: por un lado la ópera de las señoritas Spink y Forcible, con todos esos perros sentados en las butacas y las acrobacias en las alturas de ese teatro vertiginoso; y por otro lado el espectáculo de ratones saltarines del señor Bobinsky. Un lujo para la vista que con el 3D parece a punto de saltar de la pantalla.


La historia de Coraline comienza con el traslado de la niña desde Michigan a Oregon. Coraline vive encerrada en una mansión enorme y deshabitada. Se siente sola pues sus padres pasan el tiempo imbuidos por su trabajo y la gente que la rodea es estrafalaria hasta rozar la locura. Pero la cosa cambia cuando su amigo Wybie Lovat le entrega una muñeca de trapo que es idéntica a Coraline; esa misma noche, la niña descubre una pequeña puertecita que conduce a un mundo maravilloso donde su Otra Madre y su Otro Padre no pasan las horas concentrados en su trabajo y Coraline se convierte en el centro de sus atenciones.


Estamos ante un cuento clásico trasladado a la actualidad, eso sí, remozado con el lirismo y ese toque macabro que sólo Gaiman puede darle y que Henry Selick ha trasladado fielmente a la pantalla. El mundo de Coraline tan pronto es maravilloso y multicolor, como se vuelve aterrador y oscuro. Creo que tras ver esta película, cada vez que me acerque al canasto de la costura de mi madre y vea todos esos pequeños botones, las agujas y los hilos de coser no podré evitar un escalofrío.


¡¡No os la perdáis!!

Respecto al 3D sólo una pega: se vuelve un poquito incómodo cuando tienes que llevar las gafas de vista y las gafas 3D, así que diseñadores y mentes pensantes: ya pueden idear un nuevo método para disfrutar del 3D para aquellos que venimos de casa con gafas incorporadas.

By David Mateo with 12 comments

sábado, junio 13

Tajundrerías


Más Tajundra, aquí.

By David Mateo with No comments

viernes, junio 12

Noventa y seis millones de euros

Ayer el mundo se volvió loco y un señor puso noventa y seis millones de euros encima de una mesa para comprar un futbolista. Noventa y seis millones por Cristiano Ronaldo a los que hay que sumar los sesenta y cinco por Kaká y según dice el panfleto madridista Marca aún quedan por llegar unos cuantos (Ribéry, Villa, Xavi Alonso y la madre que lo parió). Se prevé que durante este verano, el señor Florentino moverá alrededor de 300 millones de euros. Trescientos kilos que deben de estar gestionándose con diferentes entidades bancarias. Estaría muy bien que los nombres de esas entidades bancarias salieran a la luz. Resulta curioso que mientras los bancos no conceden préstamos a las familias para pagar la hipoteca o a los pequeños empresarios para sacar a flote las empresas y comercios que hacen agua por la crisis, a un individuo le dan cien o doscientos o trescientos millones para pagar futbolistas. Suena hasta obsceno, ¿verdad?
Así es nuestro país: muérete de hambre que siempre te quedará el fútbol para consolarte.
Lo dicho, a ver si alguien tiene suficientes castañas para sacar a la luz las entidades bancarias que están avalando las locuras económicas del señor Florentino en un tiempo en el que algunas familias se encuentran en el paro y las entidades bancarias no sueltan un cochino céntimo para subsanar su situación.

Por cierto, ayer la página web de la Cope sacó una curiosa relación. ¡Cosas que se pueden comprar con los casi cien millones de euros de Cristiano Ronaldo:

- Con 100.000.000 de euros podrían comprarse 4 islas paradisiacas y desiertas en Borneo a 25 millones de euros la isla. Cada una de ellas tendría 35 acres.
- Con ese dinero las arcas del estado podrían cubrir el presupuesto de la Casa Real española durante toda una década.
- Con esa cantidad podría pagarse 2 veces la deuda del Ayuntamiento de Teruel.
- Si usted tuviera ese dinero, podría comprarse 50 áticos de lujo en pleno centro de Madrid.
- Con lo que cuesta Cristiano Ronaldo, podría costearse un viaje a la luna abordo de una nave rusa y le seguirían sobrando 30 millones de euros.
- Con los 100 "kilos" de CR7 cualquiera podría contratar para una misma película a Julia Roberts, Angelina Jolie, Nicole Kidman, Drew Barrymore, Beyoncé Knowles, Jodie Foster y Charlize Theron.
- Con esa cantidad se podría adquirir hasta cuatro aviones Falcon, que tan de moda ha puesto el presidente Zapatero.
- Con ese dinero, cualquiera podría comprarse, de una tacada, a 5 de los mejores equipos del baloncesto FIBA: CSKA (31 millones), FC Barcelona (21 millones), TAU (20 millones), Unicaja (17 millones) y Joventut (10 millones)
- En cuanto a fútbol se refiere con 100 millones de euros uno se puede comprar el Tottenham inglés, el Málaga, el Xerez y el Numancia.
- Con lo que cuesta el portugués usted podría sufragar el coste de 4.170 bodas en un mismo día, a razón de 24.000 euros el enlace.
- Con esa misma cantidad y a 1.300 euros el kilo se podría dar un festín con 77.000 kilos de angulas del norte.
- Y por último, pensando en el hogar, con el precio de CR7 usted podría comprarse 125 millones de rollos de papel higiénico, lo suficiente como para empapelar todo un barrio de una gran ciudad.

By David Mateo with 19 comments

jueves, junio 11

¿Puede hacerme un proyecto?

El ser humano viene supeditado a un proyecto. No puede dar un paso adelante sin que en una esquina de su escritorio haya un fajo de folios, cosido con gusanillo y encuadernado con tapas, que le diga cómo hacerlo, hacia dónde, calculando todas las variantes, probabilidades y posibilidades, calibrando la rotación de las piernas y las características del firme sobre el que va a tener que desplazarse. Y lo más importante, los 180 imprevistos a tener en cuenta en caso de que el paso se efectúe en un día impar.
Pero lo más gracioso de todo esto es que el proyecto, informe o macrofichero siempre se quedará precisamente ahí, en la esquina del escritorio, porque siempre vendrá alguien que dirá: «¡Ché, Pepe, tú lo que tienes que hacer es tirar pa’lante y dejarte de tonterías!». Entonces Pepe mirará hacia el frente, respirará hondo y dará el paso sin calcular ninguna variante, ninguna probabilidad y ninguna posibilidad. Y lo mismo le dará que justo enfrente tenga un avispero lleno de avispas asesinas o la plaza de toros de la Monumental. Él dará el paso y se olvidará del resto del mundo, sólo porque alguien ha llegado por la espalda y le ha dicho que puede hacerse.
Más o menos esa es la historia de mi vida y de mi trabajo. Últimamente cualquier cosa que me propongo hacer, no debe de ir avalada por el banco, ni por un profesional que ponga su firma en el proyecto. No, en absoluto. Con que haya un taco de folios que pueda estar cosido con gusanillo sobra. Lo importante es que el informe tenga, como mínimo, más de diez folios e incluya fotos (si ya entra algún cuadro de estadísticas ni te cuento). De ese modo, la persona que pide el informe puede ir a su superior e indicarle que el proyecto es viable porque lo avala un informe de diez, o doce, o quince folios. Luego ya llega la parte de leer ese informe, que eso viene siendo más costoso y es más fácil llamar a la persona que lo ha redactado y que lo explique de viva voz (todos los que visitan habitualmente este blog conocen perfectamente los peligros que conlleva la lectura, entre ellos la posibilidad de quedarse tonto). Así que al final, da lo mismo lo mucho que te esfuerces en hacer un proyecto, la cantidad de páginas que encuadernes o la cantidad de neuronas que quemes para cuadrar números y pintarlo bonito al concejal de turno. Cuando se pone la carne en el asador, el informe siempre se queda en la esquina del escritorio y lo único que cuenta es que el creador del informe vaya al despacho de la persona interesada y, con aplomo y sagacidad, diga: «¡Ché, Pepe, tú lo que tienes que hacer es tirar pa’lante y dejarte de tonterías!»
En fins… que me voy a hacer un proyecto :-(

By David Mateo with 2 comments

miércoles, junio 10

Entrevista a Guillermo del Toro en ABC

Como ayer trasnoché un poquito debido a la entrevista que me hicieron en ‘Joc fora’ y tengo la cabeza un poco embotada, os voy a poner la entrevista que hoy saca el periódico ABC en su edición digital a Guillermo del Toro, en ella se habla mucho de Nocturna y vampiros, su último libro. Espero que la disfrutéis tanto como yo.

JAVIER CORTIJO | ENV. ESP. LONDRES
Habitación rojo sangre, tresillo negro cuervo y cielo gris londinense ligeramente destripador. Pocos escenarios mejores para charlar sobre vampiros rabiosamente actuales y sin pestazo a ajo victoriano. Además, con un tipo entusiasta, apasionado y desbordante como Guillermo del Toro, que acaba de presentar su primera experiencia como escritor (con la ayuda de Chuck Hogan, uno de los novelistas más prometedores del género de terror): «Nocturna» (Suma de Letras), una historia de chupasangres mutantes localizada en el Nueva York actual y que tendrá cuerpo de trilogía. Todo un banquete previo a la gran reválida como cineasta del mexicano: su proyecto en dos partes sobre «El Hobbit» de Tolkien. ¿Quién dijo bloqueo creativo?
-¿Qué le impulso a pasarse al bando literario a estas alturas de su carrera?
-La verdad es que siempre he sido tan bibliófilo como cinéfilo. De hecho, en mi casa tengo cinco habitaciones para mis libros y sólo una para películas en DVD. Es cierto que empecé a escribir esta novela hace un lustro pero en mi juventud siempre he garabateado relatos y piezas cortas, publicado un ensayo sobre Hitchcock, etc.
-Su visión de los vampiros se aleja mucho del ideal romántico y victoriano de Bram Stoker. Parecen más bien zombis infectados por un virus que criaturas eternas de la noche. Tiene que ver que el primer escritor en publicar un tratado vampírico fue un médico, Polidori?
-Pues algo de eso hay, sin duda. Cuando el vampiro empezó a ser material literario a comienzos del siglo XIX se bifurcó en dos vertientes: la científica monstruosa y la romántica. A mí siempre me interesó más la primera; de hecho en «Cronos», mi primera película, ya hablaba de esa dualidad, como también en «Blade 2». Y ahora con esta novela he querido defender el mito vampírico como si fuese un mutante zombi. De hecho los muertos vivientes de George A. Romero eran vampiros salvajes.
-¿Le fue complicado escribir a cuatro manos?
-Para nada. Yo siempre he estado acostumbrado a escribir guiones a cuatro, seis o veinte manos. De hecho, «El Hobbit» lo estamos haciendo entre cuatro personas. La colaboración entre Chuck y yo fue estupenda desde un principio, pensaba que iba a dedicarse a la parte mas empírica y yo a la lírica y casi ha acabado siendo al revés. Nos corregíamos y editábamos mutuamente sin piedad. Ni los hermanos Coen estarían tan compenetrados (risas).
-¿Teme que algunos tachen su novela de oportunista, considerando el tirón vampírico de la saga «Crepúsculo»?
-Bueno, también podría decirme que la pandemia del libro se refiere a la gripe A o que el accidente de avión fue incluido a última hora aprovechando el caso del siniestro brasileño. Lo de la moda de los vampiros siempre se ha dicho, cuando era adolescente pasó con Stephen King y la Hammer, luego con Ann Rice y películas como «Jóvenes ocultos» y ahora con «Crepúsculo» y algunas series de televisión. Seguro que en breve vemos a un vampiro en el diván de un psicoanalista, como en «Los Soprano». Será el siguiente paso. No me preocupa, yo sigo mi instinto y nada más.
-Piensa seguir con esta faceta de escritor o sólo es un «capricho» temporal?
-Sí que me gustaría seguir. Cada día procuro escribir algunos párrafos antes de meterme hasta arriba con «El Hobbit».
Yo siempre he estado acostumbrado a escribir guiones a cuatro, seis o veinte manos. De hecho, «El Hobbit» lo estamos haciendo entre cuatro personas.
-Hablando del rey de Roma, o de la Tierra Media. ¿Ya esta concienciado para lo que se le viene encima con este proyecto?
-Todavía me cuesta un poco mentalizarme pero en fin. De todas formas, estoy acostumbrado a subirme el listón. «Hellboy 2» fue más grande y costosa que ninguna otra de mis películas, incluyendo «El laberinto del fauno», y «El Hobbit» será aún más. Lo que más me divierte son los chismes en internet sobre el proyecto: que si van a ser tres películas, que si Viggo Mortensen va a aparecer... Si la última vez que vi a Viggo fue hace siglos y me dio unos pastelillos riquísimos (carcajadas).
-Usted que es un gran aficionado a los videojuegos y a las ultimas tecnologías, cree que en el cine se puede dar el caso de interactividad total que vaticina el «Project Natal» presentado por Microsoft en la reciente feria E3 de Los Ángeles?
-Eso es interesante. No puedo leer el futuro, pero creo que dentro de una década el ocio electrónico será una única plataforma que englobará cine, videojuegos, internet, blu-ray... Una sola experiencia totalmente interactiva.
-¿Y el cine 3D, la última esperanza blanca de Hollywood?
-Puede dar la sorpresa. He visto algunas cosas que no creeríais, como decían en «Blade runner».
-Entonces, en que lugar queda el «pobrecito» libro encuadernado y con papel reciclado?
-Hombre, eso siempre existirá. Quizá sólo para el coleccionista pero en fin, menos da una piedra. Yo tengo cinco mil DVDs y un centenar de LPs, por ejemplo. Si ocurre un «Fahrenheit 451» será el fin de los tiempos.
No puedo leer el futuro, pero creo que dentro de una década el ocio electrónico será una única plataforma que englobará cine, videojuegos, internet, blu-ray... Una sola experiencia totalmente interactiva.
-Y la pregunta obligada: ¿habrá película de «Nocturna»?
-Precisamente he adquirido los derechos para que nadie ruede una chingada de filme. A lo mejor me lanzo y hago un tebeo en el futuro. Es triste pensar en la literatura como banco de pruebas para rodar una película. Cada soporte tiene su propia química y filosofía. Yo admiro mucho a gente como David Trueba o Gonzalo Suárez que saltan del cine a la literatura tan ricamente.
-Cree que, después de Clive Barker, la literatura de terror actual permanece algo dormida en su ataúd?
-Es posible. Como lector, confieso que compro pocas novedades y releo mucho a los clásicos. Hay cosas de autores como Ligotti o Gailman que no están mal, pero prefiero acudir a las fuentes originales y a coleccionar rarezas.
-Se le ve más cómodo y relajado promocionando un libro que una película.
-Pues es verdad. La literatura todavía tiene un componente artesanal y creativo que el cine va perdiendo a pasos agigantados. Le voy a contar algo de lo que casi no he hablado: Chuck Hogar y yo sellamos nuestra colaboración con un simple apretón de manos. Un acuerdo de caballeros, sin todo el papeleo y la burocracia de agentes y representantes de Hollywood, donde la palabra casi no tiene valor. Ahí si que hay vampiros de verdad, aunque sea con corbata (risas). Eso es lo que me gusta de este mundillo. No hay más que comparar la Feria de Francfort con Cannes, que casi es un mercado de ganado.

By David Mateo with No comments

martes, junio 9

Concurso SCOTT WESTERFELD y MONTENA (RANDOM HOUSE)


La Sombra de Grumm y Montena (Random Hause Mondadori) regalan un lote de libros del escritor Scott Westerfeld formado por: «Traición» y «Perfección». La forma de participar es muy sencilla, ponéis en el comentario de esta entrada vuestro nombre y primer apellido y un número comprendido entre el 00 y el 99 y aquel que haya elegido el número que coincida con las dos últimas cifras del sorteo de la ONCE del 9 de Julio, se lleva el lote de libros. Si no hay ganador, se elegirá el más próximo (dándole preferencia, en caso de empate, al número ascendente).

Ejemplo: sale el 67065, el ganador sería el 65. Si no tenemos el 65, y sí está el 64 y el 66, ganaría el 66 por ser ascendente. Si tenemos el 64 y el 67, ganaría el 64 por proximidad.

Si vemos que se repite un mensaje con el mismo número (puede suceder al postear a la vez), se dará preferencia al primer mensaje posteado, así que estad muy al loro.

No olvidéis dejar vuestro nombre y vuestro primer apellido y estar atentos al día 9 de Julio porque veremos el ganador.

En el primer mensaje dejaré una lista del 00 al 99, copiad siempre la última lista posteada y pegadla en el mensaje que posteéis vosotros y a continuación añadid vuestro nombre en uno de los números que queden libres, de ese modo arrastramos a todos los participantes, no nos armamos ningún lío y no repetimos números ya elegidos.

¡¡Suerte a todos!!


Traición
Traición plantea un mundo futurista donde todos los adolescentes son obligados a operarse a los dieciséis años para convertirse en hombres y mujeres perfectos. La protagonista, Tally, espera con impaciencia (como todos sus compañeros) ese momento. Sin embargo, la mejor amiga de Tally, Shay, huye para unirse a un grupo de resistencia contra esta manipulación estética obligada por el Estado. Y en ese momento, Tally se ve forzada a elegir entre traicionar a su amiga o renunciar a la cirugía y ser fea para siempre…

Perfección
En una fiesta de disfraces, Tally conoce finalmente a Zane y, gracias a él, encuentra un mensaje que se escribió a sí misma antes de entregarse a los Especiales. Así, descubre que si está en el mundo de los perfectos es porque debe cumplir una misión: saber qué secuelas tiene la operación y, sobre todo, descubrir si son reversibles…


Ejemplo gráfico de cómo postear
y participar

1º Paso: Copias los cien números del último mensaje posteado (copiando también a los otros concursantes).

2º Paso: Pegas en tu casilla de comentarios los números. Importante, si no tienes cuenta blogger, en 'ELEGIR UNA IDENTIDAD', señalas la opción 'NOMBRE/URL' y pones tu nombre o un seudónimo.

3º Paso: Escribes tu nombre y tu primer apellido en un número no ocupado. Luego le das al botón 'Publicar comentario'. ¡¡Es muy sencillo!! Y fíjate bien que durante la operación alguien no se te haya adelantado y haya ocupado tu número. Siempre tiene prioridad el primero que llega.

By David Mateo with 36 comments

    • Popular
    • Categories
    • Archives