miércoles, julio 9

Las kenningar del Tejido de la espada

El otro día hablaba con José Miguel Pallarés sobre literatura fantástica y mencionó que el título de su última novela (El tejido de la espada), en realidad, es una kenningar. El propio Pallarés me aclaró el significado de este complicado palabro.

Ciertos títulos de la literatura fantástica provienen de las kenningar, figuras retóricas acuñadas en la poesía épica de los escaldos islandeses y noruegos durante los siglos IX a XII. Estas metáforas permitían salvar las dificultades de una métrica rigurosa y han pervivido por su fuerza y musicalidad. Así, por ejemplo, el mar es«el techo de la ballena»; el viento, «el lobo de los cordajes»; la cerveza, «la marea de la copa»; los dientes, «los riscos de las palabras». Ejemplos célebres del uso moderno de las kenningar son El señor de los anillos, de J.R.R. Tolkien, Tormenta de espadas y Festín de cuervos, de George R. R. Martin, el equivalente respectivo de «rey», «batalla» y «cadáver».

El tejido de la espada es un kenning creado por William Morris en Sígurd el Volsungo. Se usa para designar a la muerte, apelando a la imagen de la red de hilillos de sangre adheridos a la hoja de una espada cuando hiende un cuerpo. Esta kenning hace referencia al fin de un mundo y de una forma de organizar las relaciones entre las personas, y el comienzo de otra.


Pallarés es uno de esos escritores muy currantes que permanece la mayor parte del tiempo en la sombra. Ha traducido lo que no está escrito para cantidad de editoriales, y los fanáticos a la literatura fantástica pudimos disfrutar como enanos con su «Ruta de Samarcanda», una pequeña pero intensa sección que se publicaba mes a mes en los comics de «Conan, la leyenda» y que hacía un repaso a las distintas fuentes de la literatura fantástica.

Servidor tiene un par de libros suyos: «Tiempo prestado», escrito a pachas con Amadeo Garrigós, y la compilación de cuentos «Noches nabateas». Hace ya tiempo intenté conseguir «Bula Matari», el libro que escribió con León Arsenal, pero es un ejemplar ya tan antiguo que casi he dado por muerta la ilusión de tenerlo. Escarbando en wikipedia he encontrado un par más de obras suyas: «El ayer vacío», novela y «En breve conquistaré esta tierra», compilación de cuentos.

Si todavía tenéis curiosidad por este autor, por aquí anda el argumento de El tejido de la espada:

Una saga familiar, los Heredia, lucha por conquistar su destino en las mágicas tierras de Brumalia, un mundo cuyos confines se desdibujan entre nieblas, se enfrentan a muerte las matrías, hermandades de brujas bajo cuyo yugo viven y padecen hombres e inmortales por igual. Un imperio lejano los vigila y controla, pero no hace sentir su presencia hasta que la magia no sufre una profunda alteración que pone la vida de todos en peligro.

En esta tierra convulsa, Germán Heredia pugna también por superar su maldición personal, el destino que ha dispuesto su madre, la vieja bruja Liduvina, y que se cierne como una maldición invisible sobre él y sus hermanos. Es en Nictálope, la espada maldita, donde se oculta la clave de todo, pero mientras tanto, pende sobre su cuello como una amenaza maligna o incluso... liberadora.

Y aquí un fragmento para que podáis degustarla en profundidad.


By David Mateo with 7 comments

7 comentarios:

Me has picado la curiosidad con este libro y con el asunto de las kennigar. A ver si lo encuentro en la Fnac.

En la Fnac lo encontrarás sin duda. Yo lo compré allí.

¿no es lo mismo que metáfora?

¿Por qué las estrofas de cuatro versos alejandrinos aconsonantados utilizados por los poetas cultos del Mester de Clerecía en los Siglos XIII y XIV se llamaban Cuaderna Vía o Tetrástrofo Monorrimo? ¿Es que no son estrofas también? ;)

Es que eso del kenningar no es privativo de la cultura anglosajona. Es una simple metáfora con su toquecito de metonimia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Met%C3%A1fora

Que joío eres :))

Ayer mismo estuve a punto de pillarme el libro, pero al final no me decidí.

Ya veremos si al final cae :p

    • Popular
    • Categories
    • Archives